El Minero 34

sábado, octubre 16, 2010

Desde el principio pensé en el Minero 34, ese que alcanzó a salir.

Pensaba en su buena suerte, en que la vida le había dado otra oportunidad, y que salvándose en el momento preciso podía abrazar a su mujer, a sus hijos y volver a ver el sol.

Cuando se supo la noticia que todos, que los 33 mineros estaban vivos y se iniciaron las labores de rescate, volví a pensar en él, tratando de imaginar qué pasaba por su cabeza.

Sentí su alegría de saber que sus compañeros estaban vivos, y pensé que seguramente se ofreció voluntariamente para ayudar en el rescate.

Y cuando todo terminó felizmente, y el mundo entero miraba asombrado las caras de los que renacían de la tierra, y se sucedían los ofrecimientos, y llegaban las ofertas de viajes, de casas, de trabajos, de plata, y se multiplicaban los codazos por aparecer en las fotos con los mineros, volví a pensar en él.

Y ahora, creo que escribiré, no sé bien qué, un cuento, un relato, una crónica, cualquier cosa, con todo lo que me pasa con esto. Para contar la historia de ese Minero 34 y todos sus no regalos, sus no reconocimientos, sus no homenajes, su historia de siempre, a ese, el que alcanzó a salir.

15 comentarios. Escribe tu opinión aquí.:

Milo Mijael 16 de octubre de 2010, 04:00  

Don Roberto, no sé por qué, pero ud. hoy me ha provocado hacer "pucheros" mientras leía sus reflexiones sobre el minero 34 y al comenzar a escribir este comentario he notado los ojos empañados.

Gracias, simplemente porque yo no había pensado en ese minero (que al final son más de uno) y comenzar a hablar de todo lo que hay detrás de ese minero es algo que no sé por qué, pero me saca de toda la alegría por los 33 mineros, talvez porque dentro de mi ignorancia no ignoro que los mineros de Chile han sido desde siempre un sector obrero para nada bien tratado.

Mejor subo mis vibras y reflexiono sobre aquello de que el número 33 indica "el comienzo de algo" y creo que ud. ha encontrado el hilo de la madeja que hay que empezar a desenrrollar.

Abrazos.

Anónimo,  16 de octubre de 2010, 13:43  

La historia del minero 34


Carlos es un minero que se sintió con mucha suerte; ese día enfermo del estómago

se quedó en el baño mientras sus amigos bajaban al fondo de la mina.

Ahora con la inminente salida de sus amigos conversa con su señora:


Minero 34:

Vieja, que bueno que los van a sacar luego, me siento afortunado,

Ese día estaba enfermo de la guatita y yo estaba sentado en el baño a la

hora del derrumbe.


Esposa del minero 34:

Afortunado te sentís ha!! veamos....

En resumen a tus compañeros Don Francisco los invitó a la Teletón,

El presidente los recibirá como héroes en la Moneda,

Los entrevistará Felipe Camiroaga en el matinal,

Les regalaron Iphones,

Farkas le dio un cheque con 5 millones,

Cada uno y señora tendrá un viaje a Grecia por una semana con los gastos

pagados, Viaje al estadio del Real Madrid, viaje al estadio del Manchester United,

Becas de estudio para los hijos, pensión vitalicia, casas nuevas y auto....


Y el weón......

cagando!!!!!!!!!!!!

Roberto Arancibia 16 de octubre de 2010, 13:50  

En fin, el chiste fácil y ramplón no es mi tema.

Anónimo,  16 de octubre de 2010, 15:04  

Ese minero es una victima mas de como se ha manejado esta situación, una situación que jamas debio ocurrir. A esos minero hoy los tratan como heroes cuando en verdad fueron victimas del abuso hacia los trabajadores. El rescate ha sido noticia es verdad, a todo el mundo le interesa y gracias a eso como dice han recibido regalos que quizas les habria costado toda la vida conseguir y otros que quizas nunca habrian podido obtener. Por la misma situación quizas ese minero 34 hubiese preferido estar encerrado debido a todo el uso mediatico que se le ha dado al rescate y hoy ha sido apartado y es casi un perfecto desconocido para la sociedad. Asi y todo es una victima mas el sus 33 compañeros y millones de chilenos que dia a dia sufren de los abusos de sus empleadores.

Antonio Furret 16 de octubre de 2010, 19:49  

a veces pienso que a él le hubiera gustado quedarse adentro para alcanzar la misma gloria que los 33...

Saludos

Valeria 17 de octubre de 2010, 18:17  

No sé si todos los regalos, viajes, promesas que les hacen a los 33 logran suplir haber pasado 2 meses bajo tierra, sin ver a sus seres queridos, expuestos al calor, humedad, oscuridad. La fortuna de haberse salvado de una realidad así puede ser superior a todo lo demás para el minero 34. Yo, ni por todo el oro del mundo, quisiera pasar lo que pasaron los 33.

Anónimo,  18 de octubre de 2010, 15:23  

cago literalmente nomás...

vero s. 23 de octubre de 2010, 16:46  

Me interesa tu idea del minero 34. Es más, quiero leerla...cuando la escribas.
Sólo que acá también he estado pensando en el minero 34, y en el 35 y en el 90... en todos los que se quedaron sin trabajo, sin sueldo, sin indemnización, sin medios, sin...

Roberto Arancibia 24 de octubre de 2010, 20:31  

"Llámenme héroe si logro cambiar la mentalidad individualista que nos consume, si mejoran las condiciones laborales para los esforzados trabajadores de mi país, si a quienes sufren derrumbes en su vida les motivo a ver el sol".

- Edison Peña, minero chileno rescatado de la mina San José en Chile-

Anónimo,  24 de octubre de 2010, 20:35  

Eso mismo le decía yo a mi marido, cuando los mineros salgan del hoyo van a agradecer el mal rato.

Frank H. 29 de octubre de 2010, 12:53  

anyways... preferible.

saludos!
http://lineasymanchas.blogspot.com/

Deutscher Journalist,  31 de octubre de 2010, 23:47  

Con la conciencia de que se disgusten, mis estimados amigos chilenos, debo comentar que esto de los mineros fue un fenómeno mediático a falta de noticias mejores... ¿Qué tal si se muere Benedikt XVI por esas fechas, ya que está para el más allá que para el más acá? ¡Adiós mineros y todos a Roma! En la China Popular se mueren más mineros en un mes que 33 (perdón, 34, si es que andaba ahí) y nadie hace semejante escándalo... Lo que a mí me parece es que, aparte de haber sido este una noticia "de relleno", aparte de algo mejor, fue un tema altamente exagerado por la prensa, como sucede cuando no hay muchas noticias, pero, sobre todo, un excelente despliegue propagandístico para el señor presidente de Chile y su altruismo. Yo no les digo que esté mal celebrar el rescate de 33 hombres, pero realmente la publicidad fue desproporcionada a lo que, objetivamente, fue el acontecimiento... Mis perdones si ofendo, pero les hablo con conocimiento de causa, gracias a conversaciones con periodistas en el resto de Latinoamérica. Todo muy bonito, heroico, pero, en el fondo, trivial para el resto de la humanidad... Danke, CNN!

Deutscher Journalist,  31 de octubre de 2010, 23:52  

Ah, y por si no captan el sentido, en una de nuestras iglesias evangélicas, dijeron que el "minero 34" era Cristo, que estaba con ellos... ¡Por favor, señores¡ ¡Más seriedad!

Efe. 12 de noviembre de 2010, 23:24  

Como hoy en día se dice "quien fuera minero", jajaja.

De todas formas, el hecho no está sólo en ser mineros, el momento en que sucedió ayudó bastante.

Y en mi opinión, +1 trivial.

Anónimo,  12 de febrero de 2011, 22:28  

yo soy una de las hermanas del "minero 34" y para suerte nuestra el no tiene esposa ni hijos, es un hombre joven de 25 años recien cumplidos el 18 de enero...
esta lectura me hace cuestionarme en lo falsa que es la televicion los diarios y el mundo de las comunicaciones en general, les conviene hablar de lo que vende y no de como realmente son las cosas... para nosotros como familia siempre ha sido una suerte saber que mi hermano quedo fuera de ese terrible accidente por que no nos hubiese gustado pasar por esos momentos tan triste que pasaron las 33 familia de los demas mineros, solo ellos saben como se siente saber que la tierra se trago a sus seres queridos... gracias a Dios pudieron salir. y por suerte mi hermano es joven y quisas no tiene toda la plata que tienen sus ex compañeros de trabajo... pero tiene fuerza para seguir trabajando, y tiene una familia que lo ama por sobre toda la plata del mundo....

Publicar un comentario

Créditos

Agradecimientos a mi MacBook, a los Marlboro que fumo, pero menos, la Coca-Cola, el cable, el control remoto, Google, Blogger, Twitter, los libros, la radio, ella, mis hijos, mi ex-psicóloga y muchos otros anónimos colaboradores que han contribuido y soportado mi comunicación precoz. Gracias por estar.

Más créditos

Foto del blogger: Bárbara Gallardo
Foto de Santiago by night: Mía.

  © Blogger template On The Road by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP