Sinopsis de lo que ya pasó

martes, setiembre 30, 2003

Para los que se han perdido algunas cosas.... estas 3 últimas semanas, y especialmente la primera, han parecido un capítulo de la Dimensión Desconocida. Tuve muchas veces ganas de escribir, pero me senté a esperar que se me pasara.
Creo que tomé las cosas de manera distinta, si es ok, ok, si no es ok, ok.
Y estoy bien. De verdad bien. Y quiero estar mejor, y que Martine también se sienta bien y mejor. Hemos hablado, salido, amado, discutido. Nos regalé un reloj para cada uno. Estamos haciendo fuerza para que resulten algunas novedades. Hemos estado juntos en cumpleaños, eventos, almuerzos, desayunos, y otras locaciones.
Definitivamente me gustaría ser el guionista de mi propia vida. Sería entretenida, parecida a la real, con altibajos, momentos tranquilos y profundos, escenas de acción, ternura, sexo, varios personajes secundarios y con final feliz.

Read more...

Celulares juguetones: just for her

martes, setiembre 09, 2003

Una página realmente freak. Ofrecen convertir tu aburrido celular en un "gatito que ronronea", un discreto massager, que vibra y llena las horas de algunas que pasan horas esperando que las llamen.
Las interesadas en renovar su aburrido Nokia, por sólo US$ 4.99 pueden ver la página aquí.
Purring Kitty... Puede ser la compañía perfecta, que además de poner un gracioso gatito en pantalla hace que el celular vibre por más de una hora. Tiempo más que suficiente para que ella se relaje.
Digo yo.

Read more...

Uno de cada cuatro

La Organización Mundial de la Salud ha dicho que una de cada cuatro personas desarrollará uno o más trastornos mentales o conductuales durante su vida. De estos la depresión es uno de los más comunes.

Me pregunto cómo estarán los otros tres que tienen la suerte de estar sanos caminando por ahí.

Como yo no sé lo que es la depresión, al contrario, soy una especie de prozac ambulante y de nacimiento, tendré que asumir que desarrollaré otro trastorno.

(Si es que ya no).

Read more...

Nushu, idioma de mujeres

Cosas recibidas vía internet, gracias Nieves:
Hace muchisimos siglos atrás las mujeres tenían un idioma secreto para comunicarse: El "nushu", que se circunscribiíó a la provincia sureña de Hunan en China y que surgió para que los hombres no entendieran nada de lo que las mujeres decían (claro que hasta hoy, en el siglo 21, todavia no las entendemos bien, y en mi caso uf!).
Las mujeres de Hunan escribían sobre abanicos, delicados pañuelos de seda o en cuadernos secretos aquellos misteriosos y bellos caracteres negros, menudos y suaves, que significaban muchas cosas ...una caligrafia disimulada que estas mujeres chinas practicaban por mil años.
Todas estaban excluídas de los espacios sociales del hombre (lo que todavía suena un poco conocido), sin ninguna posibilidad de aprender a leer y escribir su idioma, por eso las campesinas analfabetas de Hunan inventaron un idioma propio, para establecer relaciones de hermanas y comunicarse a través de su escritura secreta.
Las mujeres chinas estaban al servicio de sus hombres, debían bordar bien, cocinar mejor y sus pies uf, mientras más pequeños más hermosos y debian esperar y vivir calladas junto a sus maridos. El "nushu" era un idioma donde se tejían redes afectivas y de solidaridad, se escribía, se hablaba, se cantaba. Las mujeres mayores aconsejaban a las jóvenes y estas a las niñas.
Son más de 2000 caracteres misteriosos que solo las mujeres entendían. Actualmente solo 10 ancianas de toda China conocen el "nushu" y algunos investigadores lo están recogiendo antes que se pierda para siempre.

Linda historia. Creo que deberé aprender nushu.

Read more...

Broken

lunes, setiembre 08, 2003

Creo que el que inventó las dudas, las rupturas, los quiebres, las separaciones, nunca amó a nadie y no sintió ese dolor nunca.
Uf. Y duele.
Saben qué?
Me aburrí. Me hastié. Me cansé. Me olvidé.

Read more...

Uf!

domingo, setiembre 07, 2003

Este Blog no deja de sorprenderme.
Me han dejado mudo, cosa que en mi caso es dificil per se. Gracias por los comments.
Tengo miles de cosas que luchan por salir, por hacer, y saben qué? Sólo quiero estar tranquilo.

He estado con hartas cosas y trabajando con el Mac, tengo pega, he estado todo el día riéndome con la maratón de Seinfeld que está desde ayer en Sony, el viernes en la noche estuvimos full house con el lote del colegio, Bea, Mariluz, Gloria, Paty, Arturo, Claudio, Enrique, Moisés, Ricardo, Augusto, Pablo, también estuvo la Jenny y la Belo que me pasó a ver y terminó ayudando.
El sábado estuve hablando mucho con mi hijo Ro. Es un bombón. Me da gusto verlo y oírlo hablar, tan grande, tan maduro pa sus 20. A Fe no lo ví pero recién hablamos por teléfono.
Hoy, hace un rato, fui a dejar un regalo de fotos a Pierre y la Kathy que se casaron el domingo pasado, y aunque fue un día muy raro, especialmente para dos, desde aquí les deseo que la vida, que les regaló esta oportunidad maravillosa, les permita seguir llenando de amor sus corazones.

Les regalo un cuento. Uno de esos tristes, como me gustan a mí.


Cuento

Otras veces, otras palabras volvían a su memoria mientras contemplaba el rostro de la mujer que amaba, la misma que parecía haber olvidado todas las frases, las promesas y planes, todo aquello por lo que ambos vivían hasta hace un par de minutos, los mensajes, los guiños, las arrancadas a uno que otro lugar distinto de la casa.
Algo había pasado.

Algo había cambiado en aquel rostro, ahora sombrío, ya no eran los mismos ojos que alguna vez le contemplaron con amor y que ahora sentía lejanos.
"No lo hagas, intentémoslo. No me dejes"
"Tengo que hacerlo... ya no te quiero"


Aquellas palabras terminaron de abrir la herida que había empezado a crecer de nuevo en su interior. Pensaba que ya no había lugar trizable en su corazón, pero en verdad aún quedaba.
"Déjame al menos amarte por última vez. Regálame nuestra última noche. Hazlo, si no por mí, por todo aquello que hemos vivido juntos."

No podía creer las palabras que acababan de salir de su boca, pero sus labios fueron más rápidos que su razón.

El silencio era total, sus ojos llenos llenos de ella la buscaban y, como un tronco flotando en medio de la inmensidad del mar, unas palabras aparecieron para salvarle del naufragio:
"... está bien, pasaré esta misma noche contigo... Será la última."

No podía creer lo que escuchaba, pero no le importó demasiado, así es la naturaleza del amor, siempre más cercano a la locura. La llevó a su casa como cualquier otra noche.

La comida, el vino y un poco de frío hicieron que olvidaran la conversación de la tarde y entre besos, caricias y palabras terminaron en la cama, la misma que les había visto amarse por primera vez y que ahora parecía esperar, impasible, el final de lo que en ella comenzó.

Hicieron el amor como tantas veces, con ternura, manos apasionadas y dulces besos en los que parecían juntar sus almas, dos corazones latiendo. Pero el fantasma de la tarde sobrevolaba y esperó el momento más delicado para introducirse de nuevo en su conciencia. Fue un movimiento, un quejido, un suspiro de ella, profundo e intenso, que tantas veces escuchó y que ahora lo sacaba de su estado de ensoñación. De pronto se dio cuenta de que esa era la última vez que escucharía aquel sonido, que para él representaba la voz de su amor. Esa noche era la última en la que sentiría la energía, y contemplaría su sonrisa satisfecha, la última en la que se sentiría afortunado por tenerla a su lado, y especial por ser amado, la última en sentir y entender la oportunidad maravillosa, el regalo de la vida, la última en dormirse en sus brazos.
Su mundo se derrumbó entonces, lentamente se abrazó a ella por última vez. Le dijo
"Te amo"

Una lágrima se deslizó desde uno de sus ojos por su cara, para luego caer sobre el cuello tantas veces amado y perderse finalmente entre sus pechos.
"Lo sé".


Read more...

viernes, setiembre 05, 2003

Pero ahí estás.
Yo sé que estás.

Y tú, que no lo quieres creer, y te niegas a aceptarlo.
Y tú, que no quieres darte cuenta.

Read more...

Yo y tú

Y yo que pensaba que cuando lo había perdido todo te había encontrado a tí.
Yo, que renacía contigo y no imaginaba una vida anterior sin tí. Yo, que todo lo que quería... tenía que ver contigo. Yo, que daba gracias por haberte encontrado.
Ese yo, que recuerda y olvida. Y tú, lejos, y ya no hay caminos que lleguen a tí.

Read more...

Yo...

Yo soy así. Tengo un síndrome pre-todo permanente.
Un embutido de ángel y bestia, de pegote y carente.
Un pastel. Un amenazado por mí mismo.
Que tropieza mil veces con la misma piedra.

Read more...

Tea Time

miércoles, setiembre 03, 2003

Vino la Jenny D a tomar té y como buena irlandesa le gustó. Buena para hablar y escuchar, estuvo regalándome la visión femenina de las cosas. Creo que hoy tiene algunos líos pero me gusta sentirla optimista. Cantó Tom Waits, le presté un libro y le dí unas direcciones de blogs a ella que se ha iniciado en esto de escribir en la web. Vamos a ver cómo canta en su blog Song to myself, por lo menos hasta ahora rescato su free style, bien espontáneo, ingenuo y creíble... Welcome to the cyberspace.

Miren como escribe...
"¿Cuándo es que se ama? ¿Cuándo hacemos el amor?
Qué necesario es, hacerlo con ganas, que te duela, sentirlo en todo tu cuerpo, que te invada, que te inunde, sumergirte en él, vivirlo a concho, es como un viaje, redondito..."


Y este que escribió hace poco:
"Hoy senti el sol en mi cuerpo, me sentí bella, deseosa y deseada, esta sensación se mantuvo durante el dia en juego de autoerotismo, pero tranquilo, no con el deseo a flor de piel sino con un goce secreto clandestino... Adoro el sol, sentirlo en mi cuerpo, es como el hacerte, o más bien sentir, cariñito constantemente."

Entre lo redondito y el cariñito constante, Jenny D.
...Inglesas.

Read more...

Luna Llena

Próximo 10 de septiembre.

Read more...

Recordando a Pablo y su ardiente paciencia

martes, setiembre 02, 2003

En octubre de 1971, hace más de 30 años, Neruda agradecía en Estocolmo su premio Nobel y terminaba su discurso con este texto monumental. Fué la primera vez que escuché la magia de esas dos palabras unidas por el genio de dos poetas: Ardiente paciencia.

"Hace hoy cien años exactos, un pobre y espléndido poeta, el más atroz de los desesperados, escribió esta profecía: A l'aurore, armés d'une ardente patience, nous entrerons aux splendides Villes. (Al amanecer, armados de una ardiente paciencia entraremos en las espléndidas ciudades.)

Yo creo en esa profecía de Rimbaud, el vidente. Yo vengo de una oscura provincia, de un país separado de todos los otros por la tajante geografía. Fui el más abandonado de los poetas y mi poesía fue regional, dolorosa y lluviosa. Pero tuve siempre confianza en el hombre. No perdí jamás la esperanza. Por eso tal vez he llegado hasta aquí con mi poesía, y también con mi bandera.

En conclusión, debo decir a los hombres de buena voluntad, a los trabajadores, a los poetas, que el entero porvenir fue expresado en esa frase de Rimbaud: solo con una ardiente paciencia conquistaremos la espléndida ciudad que dará luz, justicia y dignidad a todos los hombres.

Así la poesía no habrá cantado en vano."


Cada vez que leo esto me conmuevo.

Read more...

La nueva pareja

Ayer leí un comment que me puso XX, no sé quien es, pero agradezco el post. Me quedó dando vuelta lo de la nueva pareja. Me puse a buscar en la web recordando un artículo que había leído de Serge Chaumier, un cuarentón sociólogo francés que nos resume esta nueva tendencia: Hace ya varios años ha reinado la pareja "fusional," la "normal" que todos conocemos y hemos vivido, mientras que hoy aparece, entre las personas mayores de 30 y con énfasis hacia los más allá de 40, la pareja "fisional". Ayer imperaba la idea de formar una sola cosa, crear un proceso de unidad común, y los pololos o novios se abocaban sobre sus parejas para copar su voluntad, sus gustos y hasta el doméstico destino de sus vidas. La gran meta de la pareja era convertir el dúo en uno; amarse hasta la fusión total. Ahora, no obstante, la demanda de individualidad personal aumenta, y se construye una sociedad sin remover la concreta identidad de cada uno.

En Francia tiene éxito un libro de François de Singly, "Libres ensemble", que cuenta de esta forma nueva de cohabitar, casados o no, de adultos con o sin hijos. Cada parte de la pareja ratifica el feliz deseo de estar juntos, envía una u otra vez señales de sentirse enlazado a su partenaire, pero no se pliega a un modelo de vida que impondría el otro. A uno puede gustarle salir y al otro estar en la casa, uno puede preferir relacionarse regularmente con su familia de origen y al otro no. Ningún problema: las actividades que no gusten a los dos no se comparten. La pareja, dice Serge Chaumier en "La Déliaison amoureuse", no debe ahogar la vida de nadie, ni limitar las potencialidades; más bien debe reforzar la autoestima e impulsar el desarrollo particular. Antes la pareja o el matrimonio eran un fin en sí, ahora son un medio. En la generación anterior se proyectaba, se pensaba, se procuraba hacer prácticamente todo juntos; ahora las personalidades se protegen de esas obligaciones conyugales y se resisten a ser devoradas por la voluntad del otro. Cada uno busca su espacio y su tiempo dentro de la convivencia. No se comparte necesariamente todo como tampoco es obligatorio contar todo.

En un libro, también francés, titulado "El amor explicado a nuestros hijos", Nicole Bacharán y Dominique Simonet, bien aleccionados por su propia experiencia de personas mayores, recomiendan a los que hoy son niños "no seguir nunca junto a alguien que te haga sufrir o que te traicione. Nada de buscar excusas para esas torturas y continuar adelante con la unión. La clave debe ser ésta: ser fieles a sí mismos''. No sé ustedes, pero yo lo encuentro brillante.

Es decir, fieles a cada cual antes que a nadie, no ceder a la dictadura de la relación ni tampoco a la invasión del carácter. Vivir juntos sí, porque a la mayoría de los amantes les parece mejor compartir un mismo techo (con o sin matrimonio) que adoptar el modelo norteamericano del living apart together, tan de Sex and the city, con un departamento para cada uno. En suma, está bien compartir el hogar, pero no permitir que se trasforme en una cámara de combustión para los habitantes. El mito del proceso de fusión común se reemplaza por este nuevo amor donde ambos relucen más enteros y frescos, con una brisa fronteriza entre las almas.
Cada uno con lo mejor de sí mismo. Suena bien. De repente piensan estos sociólogos.

A mí me gusta pensar que son dos mundos y un mundo especial y único de los dos.
Y también suena bien.

Pero también me gusta la cosa un poco pegote. Se siente bien.
¿Seré antiguo?

Read more...

Créditos

Agradecimientos a mi MacBook, a los Marlboro que fumo, pero menos, la Coca-Cola, el cable, el control remoto, Google, Blogger, Twitter, los libros, la radio, ella, mis hijos, mi ex-psicóloga y muchos otros anónimos colaboradores que han contribuido y soportado mi comunicación precoz. Gracias por estar.

Más créditos

Foto del blogger: Bárbara Gallardo
Foto de Santiago by night: Mía.

  © Blogger template On The Road by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP