Rayuela, capítulo 68

martes, octubre 05, 2004


Image El Glíglico es un lenguaje inventado por Cortázar en Rayuela. Un lenguaje de la intimidad. Un dialecto que sirve para expresar el mundo en el que viven los dos protagonistas, que sólo ellos conocen y viven a su manera, y por ello, recurren a un código propio para expresar ese mundo. Se trata de un lenguaje privado, un idioma del amor, que los une en una dimensión a la cual sólo ellos tienen acceso. Un idioma íntimo, sensual, cargado de erotismo.

Y yo me acordé de esta maravilla en estos días, gracias a un mensaje, tarde en la noche, como siempre, de una princesa dormida mil años. Y que es capaz de hablar en Glíglico.


Image Cambié la música, la Diva se fué a buscar ulucordios. Así que háganse un favor, escuchen a Emir Kusturica, el tema se llama Tango, cargado de nostalgia, melancolía y sensualidad. Escúchenlo tranquilos. Si lloran, no importa. Yo también lo lloro. Y lean el capítulo 68 de Rayuela, escrito en Glíglico por Cortázar:

"Apenas él le amalaba el noema, a ella se le agolpaba el clémiso y caían en hidromurias, en salvajes ambonios, en sustalos exasperantes. Cada vez que él procuraba relamar las incopelusas, se enredaba en un grimado quejumbroso y tenía que envulsionarse de cara al nóvalo, sintiendo como poco a poco las arnillas se espejunaban, se iban apeltronando, redumplimiendo, hasta quedar tendido como el trimalciato de ergomanina al que se le han dejado caer unas filulas de cariaconcia. Y sin embargo era apenas el principio, porque en un momento dado ella se tordulaba los hurgalios, consintiendo en que él aproximara suavemente sus orfelunios. Apenas se entreplumaban, algo como un ulucordio los encrestoriaba, los extrayuxtaba y paramovía, de pronto era el clinón, la esterfurosa convulcante de las mátricas, la jadehollante embocapluvia del orgumio, los esproemios del merpasmo en una sobrehumítica agopausa. ¡Evohé! ¡Evohé! . Volposados en la cresta del murelio, se sentían balparamar, perlinos y márulos. Temblaba el troc, se vencían las marioplumas, y todo se resolviraba en un profundo pínice, en niolamas de argutendidas gasas, en carinias casi crueles que los ordopenaban hasta el límite de las gunfias."

Gracias Cortázar.

1 comentarios. Escribe tu opinión aquí.:

Anónimo,  24 de octubre de 2010, 00:19  

Es tan complejo, es un pecado no entendederlo a la perfeccion??? lo he leido, vuelvo y lo leo, y seguire leyendolo, pero siempre me deja la sensacion de no poder comprenderlo en totalidad.

Publicar un comentario

Créditos

Agradecimientos a mi MacBook, a los Marlboro que fumo, pero menos, la Coca-Cola, el cable, el control remoto, Google, Blogger, Twitter, los libros, la radio, ella, mis hijos, mi ex-psicóloga y muchos otros anónimos colaboradores que han contribuido y soportado mi comunicación precoz. Gracias por estar.

Más créditos

Foto del blogger: Bárbara Gallardo
Foto de Santiago by night: Mía.

  © Blogger template On The Road by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP