¿Qué hacer con los trolls?

miércoles, agosto 30, 2006

Un troll es un personaje de Internet que, motivado por diversas causas, se siente a gusto intentando sembrar discordia por su afán de llamar la atención. Por supuesto que actúa desde el anonimato y puede cambiar de nombres constantemente. Cree tener ingenio, pero usa y abusa del copiar-pegar y vive obsesionado por sus ansias de figuración. Ataca y provoca al dueño del sitio y a los usuarios. Un troll sólo quiere atención. No le importa si es positiva o negativa.

A los que llevamos años en la red no nos importa ni nos afecta. Pero no todos se lo toman con calma. Muchos responden sus "críticas" y se enganchan en discusiones que no conducen a nada. No se puede conversar con un troll, no le interesa, no se puede negociar, ni menos razonar, con él. Y claro, muchos se desaniman, llegan a un sitio plagado de larguísimos comentarios vacíos de contenido, pero llenos de veneno. Y esto interrumpe la interacción de comunicación que se ha logrado con los lectores. Nadie está lejos de ser criticado, he dicho muchas veces aquí mismo que no le puedes gustar a todo el mundo. Y la solución es simple, no vuelvas a un sitio si no te gusta, no lo visites, no leas, no comentes, si no te interesa construir algo ahí no destruyas. Simplemente no vuelvas y a otra cosa. En mi blog me han dicho de todo, me han criticado bien y mal, y todo puedo recibirlo yo mismo, pero de ahí a que se metan con la mujer que quiero, mi familia, mi trabajo, mis lectores, la cosa se pone más oscura y simplemente aburre.

La historia de Internet tiene varios ejemplos de trolls famosos, que han dejado su huella y el recuerdo en muchas de sus víctimas. Acá todavía hay pocos, y todos de poca monta, ninguno alcanzará fama, ni mucho menos figuración, son demasiado lateros. Esta lacra ha comenzado a aparecer hace poco en foros y blogs. Y la maravilla de este intercambio de ideas e historias no merece ser destruido por algunos de estos idiotas.

Por supuesto que si moderas sus comentarios o simplemente los borras reclaman de la "libertad de expresión", se van en contra de la "censura", y hablan de respeto, tolerancia, libertad y democracia. Todos podemos tener derecho a decir más o menos lo que queramos, pero no tenemos derecho a decirlo donde nos dé la gana. Y si lo hacemos hay que responsabilizarse.

Creo que en la historia de un blog hay varias etapas obligadas: Primero te leen, luego te comienzan a citar, después te copian y luego te trollean.

Este es mi blog. Mi mundo. Mi espacio. Mi casa. Y escribo lo que quiero, cuando quiero y como quiero. Si alguien encuentra aquí alguna vez alguna palabra que le sirva, todo ok. Si no le gusta, hay más de 50 millones de blogs en el planeta. Si quiero tener un blog con letras rojas lo hago con un click. Si quiero borrar todo el blog lo hago con un click. Y si quiero borrar comentarios de trolls lo hago con un click. Así de simple, y así de sencillo.

Hoy es tan fácil tener un blog, cualquiera puede hacerlo, y hacerlo a su gusto. Ahí podrán volcar toda su verborrea incontenible, vacía y resentida.

Así que me aburrí de los Rufus, de los Libertarios, de los Antolines, de los Peridona y otra sarta de nombres tontos escritos desde las mismas IP y con las mismas tonteras. Así que los borré, todos. Obvio, porque el personaje es obvio, y tan previsible que divierte, que va a seguir leyendo y escribiendo. Pero voy a volver a poner sus tonteras en esa carpeta que se llama Basura.

8 comentarios. Escribe tu opinión aquí.:

Anónimo,  17 de febrero de 2010, 19:58  

EL MEJOR TROLL DEL MUNDO ES BIANCA DI STEFANO, BUSCALA EN FACEBOOK.

Roberto Arancibia 1 de julio de 2010, 14:18  

Y bueno, alcanzamos a tener 176 comentarios en este post, hasta que al servicio Haloscan, que alojaba los comentarios, se le ocurrió cambiar su modelo de negocios y ya.
En fin.

Anónimo,  13 de agosto de 2010, 11:46  

Queda perfectamente definido. Leo habitualmente un blog al que acaba de llegar un troll que además de insultar a diestro y siniestro afirma ser ingeniero informático y asusta a los lectores avisando de que ha entrado en su ordenador y que tenga cuidado.

Anónimo,  24 de marzo de 2011, 16:30  

Uno podía discutir o no con un vecino molesto, un compañero insoportable del trabajo o de la escuela, y ahí terminaba la cosa.
Pero la Internet le dio a esa clase de sujetos un recurso mediante el cual puede descargar su alteración mental en forma de troll.
Afortunadamente, tenemos también, una forma sencilla de deshacernos de ellos.

Mcguiver,  9 de abril de 2011, 06:57  

Internet, es otro mundo, una dimensión paralela al mundo real y, por supuesto, igual que en este, no podían faltar personajes inmundos como los trolls. Son sujetos con una clara deformación mental que por donde quiera que pasan van dejando el hedor y las malas babas que desprenden.

Anónimo,  27 de abril de 2011, 11:10  

jaja me encanta como escribis... lo haces de una forma tan natural y precisa, no te sobra ni una palabra en los textos y cuidas bien la ortografia.
mucho no me intereso la nota, te lo tengo que decir pero es solamente una opinion particular, en parte es sabido que los humanos cada vez imitan mas a los animales... suerte con tu blog y exitos para tu vida.

viagra online 3 de mayo de 2011, 11:40  

Yo estoy de acuerdo con esto porque los trolls son detestables, no se puede establecer una conversacioń coherente con ellos, los trolls la mayorí de las veces escriben y dicen tonterías.

Anónimo,  26 de febrero de 2012, 04:24  

Leonardo mendez, vive en rusia era venezolano y cantante fracasado. Se hace pasar por una Bianca Di Estefano IP 62.16.66.234 DE LA FEDERACION RUSA.

Publicar un comentario

Créditos

Agradecimientos a mi MacBook, a los Marlboro que fumo, pero menos, la Coca-Cola, el cable, el control remoto, Google, Blogger, Twitter, los libros, la radio, ella, mis hijos, mi ex-psicóloga y muchos otros anónimos colaboradores que han contribuido y soportado mi comunicación precoz. Gracias por estar.

Más créditos

Foto del blogger: Bárbara Gallardo
Foto de Santiago by night: Mía.

  © Blogger template On The Road by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP